​EL EXTASIS CÓSMICO

Somos un cosmos viviente porque dentro de nosotros viven millones y millones de células dotadas de su propia conciencia. Son en realidad entes individuales aunque pertenezcan al universo de nuestro cuerpo.

Cuando la felicidad y el gozo más profundo conmueven nuestro ser, cada una de nuestras células vibra con esa dicha irradiando su mayor potencial de energía y ese fabuloso microuniverso que es nuestro cuerpo se llena de un gozo pleno y luminoso, de una “música de las esferas” llenándolo todo de armonía.

Esto no es ni más ni menos que el mítico Orgasmo Cósmico que persiguen los tántricos, el cabalgar en la Ola del Placer que conmociona todo nuestro cuerpo. Algo que va más allá de una mera experiencia genital o sensorial porque es una experiencia holística que implica a la totalidad de nuestro ser.

Para lograrlo el ritual tántrico insiste tanto en alargar la experiencia erótica e implicar en ese acto sublime y sagrado a todos nuestros sentidos, conciencia y emociones; para que cada una de nuestras células y neuronas participen de esa explosión de luz y energía que vitalizará todo nuestro cuerpo.

El Tantra propone elevar la energía sexual a la conciencia para lograr la iluminación y, en realidad la iluminación es esto: un sentimiento de dicha inenarrable donde nos sentimos parte del universo, donde nos percibimos como universo, donde experimentamos una armonía y plenitud totales en todos los ámbitos de nuestro ser.

No es un mero placer genital.. Esta sensación, este sentimiento, esta vivencia, es algo que nos puede acompañar durante horas, durante días y durante mucho tiempo.

Ésta es la gran diferencia con el orgasmo meramente sexual que, pudiendo ser muy intenso, es una experiencia que pasa dejándonos siempre la sensación de brevedad, de instantaneidad y fugacidad por muy prolongado que haya sido.

El orgasmo cósmico es una experiencia, una plenitud que permanece mucho más tiempo y que una vez experimentado puede ser despertado casi por cualquier cosa que nos recuerde esa conexión sagrada de plenitud y armonía entre nosotros y el Universo. 

DIOSA SHAKTI

​TE QUIERO

¿Quién puede decir “te quiero”? ¿Qué sucede en su alma cuando dice esta frase? ¿Qué sucede en el alma de la persona a quien va dirigida?
Al que la dice verdaderamente, le tiembla el alma. Algo se concentra en ella y crece como una ola que lo arrastra. Tal vez él se opone por miedo a la altura y a la orilla a la que le catapulta.
Quizás tiemblan también los otros, aquellos a quienes va dirigida la frase. Intuyen lo que transformará en ellos y el hecho de que les puede crear una obligación y determinar su vida para siempre.
Existe también el miedo a sostener esta frase, a poder asumirla en toda su envergadura y abrirnos a ella, independientemente de que la digamos nosotros mismos o nos la digan.
Sin embargo, no hay frase más bella, ninguna otra frase que nos conmueva más hondamente y nos una tan íntimamente con otro ser humano.
Es una frase humilde. Nos hace pequeños y grandes a la vez. Nos hace profundamente humanos.
Bert Hellinger

​ESTÁ PERMITIDO…

Esta permitido soltar la historia de tu vida; no tener nada que demostrar, ni tan siquiera a ti mismo.
Esta permitido dejar de adelantar, de tener expectativas, vivir sencillamente el momento… aceptar el misterio.
Esta permitido dejar de recordar; soltar lo que no te pertenece, dejar partir lo que duele. Aprender y seguir adelante, sin culpas, sin castigos.
Esta permitido ser un niño; ser espontaneo, ser inadecuado, ser inocente.
Esta permitido soñar; con lo imposible, con lo improbable, con lo que te mereces.
Esta permitido volar; dejando atrás el pasado, soltando el dolor, elevándote hacia lo más alto de ti mismo.
Está permitido reír a carcajadas, sonar estridente, resultar hilarante.
Está permitido llorar, dejar que las emociones se expresen; decirles “hola”, decirles “adiós”.
Está permitido sentirte bello/a así, tal como eres, sin miedos, sin vergüenzas, sin tapujos.
Esta permitido descansar. 

Aunque sea solo un momento. 

Aunque sea solo ahora… en ese ahora que dura para siempre.
Esta permitido Amar. 

Aunque crean que estás loco. 
Está permitido ser tú mismo, sin miedo al qué dirán, sin miedo al juicio, sin miedo a no encajar, sin ser aprobado.
Está permitido dejar de esperar a que te lo permitan.
Hugo Lega

Pureza.

​”Hasta el deseo se vuelve puro, hasta el acto más definitivamente consagrado al sexo se vuelve casi inmaculado. Pero esa pureza no es mojigatería, no es afectación, no es pretender que sólo apunto al alma. Esa pureza es querer cada centímetro de su piel, es aspirar su olor, es recorrer su vientre, poro a poro. Es llevar el deseo hasta la cumbre…” 
Mario Benedetti

​Cree en ti mismo


Cien personas podrían darte mil razones sobre el porqué eres un ser humano maravilloso, pero esto podría dejarte sintiéndote muy vacio en el interior.
Tienes que creer en tu grandeza por ti mismo. Nadie más puede hacerlo por ti.

Si tú no crees en la genialidad que Dios te entregó, ¿Quién lo hará? 
Yehuda Berg

Empezar.

Me doy la oportunidad de empezar de nuevo. 

Me doy la oportunidad de mirarme con buenos ojos y de apreciar lo que soy. 

Me doy la oportunidad de rodearme de gente que me acompañe a valorar la Vida.

Me doy la oportunidad de tomarme el tiempo de mi propio proceso para cambiar lo que tenga que cambiar, de pedir ayuda si la preciso, de mostrarme como soy, en vez de sobre adaptarme para “encajar”.

Me doy la oportunidad de hacer lo que no me creía capaz, porque aún no sé exactamente de qué soy capaz y de qué no.

Me doy la oportunidad de equivocarme, y también de aceptar el acierto exitoso con simpleza y bienaventuranza.

Me doy la oportunidad de reconocer que lo que tengo para dar al mundo es único e insustituible.

Me doy la oportunidad de decir palabras simples que transformarían mi vida: “no”, sí”, “basta”, “me voy”, “no quiero”, “no puedo”, “necesito”, “te amo”.

Me doy la oportunidad de tenerme a mí misma, porque nací conmigo y me iré de este mundo conmigo: si no soy mi propia amiga, en el fondo siempre me sentiré sola. Y cómo voy a sentirme sola, si una porción del Todo habita en mí?

Por eso me nazco. Porque no alcanza con Nacer: HAY QUE NACERSE…
Virginia Gawe

El Amor según..

1.- El amor puramente espiritual, platónico, no es amor. Es una inmensa ternura.

2.- El amor puramente emocional, romántico, no es amor. Es un cariño infantil.

3.- El amor puramente sexual, pasional, no es amor. Es deseo egoísta.

4.- El amor puramente corporal, animal, no es amor. Es necesidad de compañía.

El verdadero amor es al mismo tiempo espiritual, emocional, sexual y animal. Involucra tu ser completo. No es parcial, es total.

Cuando amas de verdad, amas con todo tu pasado, tu conciencia, tu inconsciente, tu alma, tu cuerpo, y la totalidad de tu futuro.

Cuando l@ amas, le dices: “No quiero nada para mí que no sea para ti. Lo mío es tuyo, lo tuyo es mío, nuestras dos sangres son un solo río”.
Alejandro Jodorowsky